Las Paradojas Del Cerebro

revelando los misterios del cerebro

Medicina
978-5-396-00056-8
2010
Clic: 143
Puntuación: / 
BajoAlto 

Resumen

Escrito por Publicador

Prologo

Entre los objetos de las investigaciones científicas que siempre han despertado el interés ardiente de los científicos se encuentra el propio hombre y, en particular, su mente. Los científicos prestaron atención a las diversas manifestaciones de estas mucho antes de que comprendieran que ellas estaban relacionadas con el cerebro. A pesar de que el interés por las diversas manifestaciones de la actividad psíquicas surgió en tiempos muy lejanos y tenía carácter constante, el desarrollo de las investigaciones relacionadas con la mente transcurrió con mucha lentitud.

Hace tan sólo 100-150 años se hicieron los primeros descubrimientos fundamentales y se crearon los métodos de estudio del sistema nervioso central.

No nos debe sorprender que el desarrollo de la ciencia sobre el cerebro haya sido lento. El cerebro es la forma superior de la materia organizada. En el planeta Tierra no hay nada más complejo. Además, en este caso surgió una situación singular: el cerebro debía investigarse a sí mismo. Ante los científicos aparecían constantemente problemas difíciles de resolver. A menudo las dificultades que se presentaban en el estudio del cerebro parecían absolutamente insuperables y los científicos se desanimaban. Así surgió el mito sobre la no cognoscibilidad de las funciones del cerebro humano, sobre la imposibilidad de comprender los mecanismos que controlan los procesos psíquicos.

La iglesia con gusto e insistencia apoya este mito. Al verse obligada a renunciar a los ingenuos intentos de destruir el darwinismo, frenar el desarrollo de la física y la ciencia sobre el cosmos, ella dirigió sus esfuerzos al descrédito de los intentos emprendidos por los científicos para adentrarse en los secretos de la actividad cerebral. La iglesia siempre ha considerado el alma su patrimonio inalienable, atribuyéndose carácter divino y, por tanto, ha atacado cualquier intento de estudiar lo relacionado con ella.

Nuestro objetivo es mostrar cómo la ciencia estudia este órgano; cómo, mediante el conocimiento de los más mínimos detalles de la estructura de la sustancia cerebral y la investigación de los procesos que transcurren a nivel molecular, se hace posible la comprensión de la actividad de la unidad estructural más pequeña del cerebro, la célula nerviosa.