Astronomía: problemas resueltos

Astronomía
Surdín V.G.
5-354-01058-6
2005
Clic: 123
Puntuación: / 
BajoAlto 

Resumen

Escrito por Publicador

 

 

Índice
 
Prólogo
 Problemas resueltos
1 Coordenadas
2 Tiempo
3 Movimiento aparente de los astros
4 Instrumentos y observaciones
5 Cosmonáutica
6 La naturaleza del Sistema Solar
7 El mundo de las estrellas y galaxias
8 En torno a la astronomía
 Apéndices
Datos de referencia
  I. Constantes y notaciones matemáticas
  II. Fórmulas aproximadas
  III. Magnitudes astronómicas y físicas
  IV. Datos de la Tierra
  V. Datos del Sol
  VI. Datos de la Luna
  VII. Coordenadas de Moscú
  VIII. Fórmulas de astrofísica aplicada
  IX. Fórmulas de dinámica cósmica
  X. Las constelaciones
  XI. Los planetas
Términos astron ómicos
Bibliografía

 

Prólogo
 
En el estudio de las ciencias, los problemas son más útiles que las reglas.
Isaac Newton

El profesor petrogradense N.Kámenschikov compuso en años difíciles para la ciencia uno de los primeros compendios en Rusia, o quizás el primero, de problemas y ejercicios para los aficionados a la astronomía. Él escribió: "El joven astrónomo se ve cautivado frecuentemente no sólo por la hermosura del cielo, sino también por la belleza de la resolución de los problemas de astronomía... Este compendio, dedicado a los "jóvenes amantes de la astronomía", tiene como objetivo principal despertar en el joven la iniciativa personal, interesarlo y acostumbrarlo al trabajo artístico". Es difícil comprender por qué esta invocación fue dirigida sólo a los jóvenes, pues hoy las jóvenes manifiestan no menor entusiasmo por la astronomía. A todos los aficionados a la astronomía y a otras ciencias naturales les gusta resolver problemas, poniendo a prueba sus conocimientos y aguzando su ingenio. Aumentando la dificultad de los problemas, los jóvenes más persistentes y talentosos al fin y al cabo se dedican a resolver problemas semejantes a los que resolvieron LeVerrier y Adams, quienes sólo a base de cálculos descubrieron un nuevo planeta, Neptuno.

En los últimos años se han publicado varios compendios de ejercicios y problemas complejos de astronomía, que son el resultado de la realización de olimpiadas a nivel internacional, de la antigua URSS, de Rusia, de Moscú, y otros concursos importantes de astronomía (ver). Puesto que para los principiantes en astronomía estos problemas son, por lo general, muy difíciles, hemos preparado este libro siguiendo el principio antes elegido: la resolución de un problema no es sólo una prueba, sino también una enseñanza amena. Con el fin de que cada problema se convierta para los jóvenes naturalistas en un peldaño seguro de la escalera del conocimiento, los problemas se resuelven detalladamente, con lo que esperamos que el libro sea de utilidad e interés para los aficionados a la astronomía, física, geografía y cosmonáutica. A propósito, para ampliar el horizonte de conocimientos de los amantes del cielo hemos incluido el capítulo "Alrededor de la astronomía", donde se reúnen algunos problemas de ciencias naturales colindantes. Esperamos que estos problemas sean del agrado de nuestros lectores. "Cuanto mayor es la esfera de nuestro conocimiento, más amplia es la superficie de contacto con la región infinita de lo desconocido" (Berry Arthur. A Short History of Astronomy, Dover Publ., 1961).

En este libro se han reunido tanto problemas propios del autor (ideados durante los más de treinta años de clases y conferencias, concursos y olimpiadas de astronomía) como ejercicios y problemas tradicionales cuyos autores son ya imposibles de determinar debido a la antigüedad. Las ideas de algunos problemas fueron tomadas enteramente o con algunos cambios de libros publicados anteriormente, y sus referencias se muestran entre corchetes después del planteamiento de cada problema. Cabe señalar que las soluciones dadas por los autores de estos problemas no siempre son completas o correctas. Por eso, incluso si le parece que antes vio alguno de los problemas, le aconsejamos estudiarlo con atención nuevamente y luego leer nuestra variante de resolución.

Los lectores que viven en el hemisferio austral deben tener en cuenta que las respuestas se dan para los observadores del hemisferio septentrional. Por esto, en algunos casos el lector deberá corregirlas por cuenta propia.